Incidencia de virosis en los cultivos de pimiento de Gernika y guindilla de Ibarra

En las últimas campañas se han detectado problemas graves de Tobamovirus en algunos invernaderos con cultivo de pimiento o guindilla. Su elevada persistencia en las semillas y en los restos del cultivo y su transmisión por contacto de unas plantas a otras durante las labores del manejo posibilitan que puedan aparecer graves epidemias, especialmente, en los cultivos de invernadero.

Los daños por Tobamovirus se traducen en disminuciones de la calidad y cantidad de frutos producidos, lo que puede llegar a comprometer la rentabilidad de la explotación.

Los métodos de control incluyen, simultáneamente, las siguientes medidas:

  • la desinfección de las semillas
  • extremar las medidas de higiene en los semilleros
  • extremar las medidas de higiene durante las labores de cultivo y
  • la introducción de genes de resistencia en variedades sensibles

Con las medidas anteriores se posibilita el control así como minimizar la carga viral y, con ello, el riesgo de que la resistencia sea remontada.

Los cultivares más utilizados de pimiento de Gernika y guindilla de Ibarra son ambos sensibles a distintos patotipos de los Tobamovirus, para los que existen diferentes genes de resistencia.

En octubre de 2014, coincidiendo con el final de la campaña, se han prospectado un total de 62 parcelas en Bizkaia y 35 en Gipuzkoa para analizar la incidencia de 5 tipos de Tobamovirus (TMV, ToMV, TMGMV, PaMMV, PMMoV), Virus del bronceado del tomate (TSWV) y virus Y de la patata (PVY).

En esta fase de prospección han participado los técnicos de las asociaciones BIHOEL, GILBE y Sanidad Vegetal de las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa y NEIKER en la coordinación.

Las finalidades de la prospección han sido valorar la gravedad de las virosis más importantes en los diferentes sistemas de cultivo (Tobamovirus y TSWV en cultivos protegidos y PVY en cultivos de aire libre) y determinar los patotipos existentes en los Tobamovirus para poder saber el gen de resistencia a introducir.

La introducción del gen de resistencia se realizará mediante retrocruzamientos, método de mejora clásica, que nada tiene que ver con la transgenia, actualmente prohibida en la CAPV.

Durante el transcurso de este proyecto os iremos informando de los avances y las decisiones que se irán tomando.

Santiago Larregla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*